Divulgación
VUELTA AL COLE: COMO AYUDAR
Tania García Abreu
Anestesista
26/08/2019

VUELTA AL COLE: COMO AYUDAR

Tania Garcia Abréu, Anestesista Infantil

Tras largas semanas de vida familiar, rutinas relajadas y horarios diferentes, los niños y adolescentes deben volver a la rutina, muchas veces sobrecargada con actividades extraescolares, transportes desde el cole a otra academia con un sándwich o un donut en la parte detrás del coche para luego volver a casa y hacer deberes, son momentos de transición que generan sentimientos de ansiedad, y pueden ser estresantes y afectar a toda la familia, los niños pueden estar más introvertidos, y de pronto temperamentales e irritables, lloran, comienzan a quejarse de dolores de cabeza o migrañas, o dolores abdominales.

A menudo, los factores estresantes psicológicos tienen un importante papel en la aparición del dolor al comienzo del curso escolar.

El estrés es una respuesta temporal a un existente estresor externo, la ansiedad es una respuesta sostenida de estrés típicamente desproporcionada al factor que produce el stress y a menudo enfocada en eventos futuros que no han ocurrido aun en el tiempo.

Estos factores estresantes incrementan la probabilidad de que se desarrolle el dolor crónico infantil de dolor agudo.

Las preocupaciones son normales, niños ansiosos y adolescentes se preocupan por muchas cosas relacionadas con la vuelta al colegio como sus profesores, amigos, como encajar y/o estar separados de sus padres. Muchas de estas preocupaciones se reflejan en:

¿Quién será mi nuevo profesor?

¿Y si mi nuevo profesor es muy exigente?

¿Estarán mis compañeros en mi aula?

¿Encajaré este año?

¿Tendré la ropa adecuada?

¿Pareceré estúpido?

¿Quién se sentará en el almuerzo conmigo?

¿Y si pierdo el bus?

¿Y si no entiendo las nuevas asignaturas?

¿Qué pasa si algo malo les pasa a mis padres mientras estoy en el colegio?

  • Y si los niños ya padecen de dolor crónico, a lo anterior, se unen otras inquietudes:

¿Cómo podré aguantar cuando me duela la tripa o la cabeza?

¿Tendré que dar explicaciones a todos de nuevo?

¿Se burlarán de mí?

Aunque es normal tener todas estas preocupaciones, es crucial que los niños vayan al cole. Evitarlo solo reforzará los miedos de los niños a largo plazo, y lo harán más difícil de atender.

Aparte de perder el trabajo escolar los niños que se quedan en casa pierden:

  • Oportunidades para desarrollar y practicar relaciones sociales
  • Oportunidades de mejora y educación
  • Ser reconocidos por sus valores y talentos
  • Estar cerca de los compañeros y amigos.
  • Y lo más importante estos niños no se dan cuenta de que todos estos retos y miedos catastróficos no son reales.

 

 

 

¿Cómo manejar los miedos de la vuelta al cole?

Junto a estrategias básicas para usar los padres para manejar todas estas preocupaciones seguir un esquema hasta el primer día del colegio es buena idea:

  • COMENZAR CON SUFICIENTE TIEMPO

Nadie aguanta si está cansado o hambriento, los niños ansiosos a menudo se olvidan de comer, no sienten hambre y no consiguen suficiente sueño. Provean frecuentemente snacks NUTRITIVOS Y SALUDABLES para el niño. Durante los días previos es necesario construir rutinas regulares, de modo que las vidas de los niños sean un poco más predecibles. Estas rutinas pueden involucrar hábitos de horario de ir a la cama y levantarlos un poco antes, así como esquemas de horarios de las comidas.

 

  • ANIMAR A LOS NIÑOS A QUE HABLEN DE SUS MIEDOS Y PREOCUPACIONES

Preguntar a los niños que es lo que les preocupa. Dile a tu niño que es normal estar preocupado. Antes y durante las primeras semanas del colegio, asentar tiempos regulares y lugares para hablar. Algunos niños se sienten cómodos hablando en un sitio privado con la atención exclusiva de los padres (justo antes de ir a la cama o durante la comida). Los adolescentes a menudo agradecen algún tipo de distracción que acorte la intensidad de estos sentimientos y preocupaciones / (tales como dar un paseo o llevarlos en coche).

 

  • EVITAR EL ASEGURAR QUE TODO IRA BIEN EN LUGAR DE SOLVENTAR EL PROBLEMA Y PLANIFICAR.!!

Los niños a menudo buscan que se les asegure que las cosas malas no ocurrirán en orden a reducir sus preocupaciones. No les aseguren:” No te preocupes o todo irá bien”, en lugar de ello anima a los niños CON DIFERENTES maneras de solventar el problema. ¿Por ejemplo “si lo peor pasa, que puedes hacer? O vamos a pensar un modo de manejar la situación, ello nos da la oportunidad de guiar a nuestros hijos, ser coach en cómo manejar e interpretar tanto situaciones preocupantes reales como imaginarias. Así mismo damos a nuestro niño las herramientas que requiere para manejar cualquier situación inesperada que surja.

Cada uno puede hacer un papel como de teatro en cierta situación que pueda ayudar a tu hijo a hacer un plan y a sentirse más confiado en cómo manejar la situación.

Enfocarse en los aspectos positivos ¡Animar a los niños a redirigir la atención fuera de las preocupaciones y hacia lo positivo! Preguntad a los niños que son las 3 cosas que más le excitan de su próximo día del cole. La mayor parte de los niños pueden pensar en algo bueno, aunque solo sea comer algo especial o la vuelta a casa al final del día. Las opciones son que los aspectos divertidos hayan sido simplemente sobrepasados por preocupaciones repetitivas.

 

  • COMPORTAMIENTO PARENTAL

 

Prestemos atención a nuestro propio comportamiento. Puede ser estresante el pasar la responsabilidad de la educación de nuestros hijos a los profesores. Los niños pueden llevar sus preocupaciones a los padres por lo que a mayor confianza y confort mayormente tu hijo pensará que no hay nada de lo que preocuparse. Da apoyo, pero se firme. Cuando digas Buenos días en la mañana dilo con un tono alegre solo una vez, asegúrate que no recompenses las protestas de tu hijo o los enfados para evitar ir al colegio. En lugar de eso en un tono calmado DEBEMOS DECIRLES: “Veo que ir a la escuela te hace estar preocupado, pero igualmente debes ir. Dime que es lo que te preocupa, para que podamos hablarlo. Lo más normal es que tu hijo esté ansioso sobre algo que requiera solventarse, y /o involucrando al profesor.

 

 

  1. Una semana antes

Comienza la rutina escolar, levantarse, comer e ir a la cama a horarios regulares. Explica que todos en la familia necesitan ajustarse a un nuevo organigrama para que no se sientan solos en estos cambios

Para niños que son mayores y tienen problemas para levantarse dadles un despertador “de mayores” y déjenle empezar a practicar con él.

Pide a tu hijo para que ayude en el almuerzo escolar durante la primera semana.

 

Haced lista de necesidades de material escolar y hacer un plan divertido de compras. O haced compras online para evitar sobre cansarse en medio del bullicio de los grandes centros comerciales.

Enseña y practica como manejar cuando se sientan nerviosos, tal y como usar la respiración abdominal y usar cartas de manejo y control cognitivas.

 

 

  1. Un par de días antes de ir al colegio:

Ve al colegio varias veces, andando, conduciendo o tomando el bus. A los niños más pequeños hacer la ruta del bus y dibujar la ruta, incluyendo donde va el bus cuanto se tarda. Nos hace sentir seguridad.

Para estudiantes nuevos, haz una ruta en la escuela. Muestra a los niños el aula, la cafetería, el comedor y los baños. Si es posible conoce al profesor del niño con el niño presente.

Pide a tu niño ayudar a elegir la ropa y complementos (la nueva mochila o el estuche) que llevará en el primer día del cole.

Junto a tu hijo, pon las cosas en la mochila la noche de antes, incluyendo alguna recompensa extra (su muñeco favorito, un snack de chocolate para los mayores)

Los niños que están nerviosos sobre la separación, sugiere que lleven un objeto especial a la escuela que les recuerde a casa. Una pequeña nota en el almuerzo, puede evitar la ansiedad de la separación.

 

  1. El primer día del cole:

Lleva a tu hijo a la escuela con un amigo el primer par de días

Di al profesor que tu hijo tiene alguna ansiedad de separación –muchos profesores son expertos en esta área, tiene años de experiencia.

Y lo más importante, animar y recompensar a tu hijo por su comportamiento.

 

MEDIDAS A AÑADIR PARA LOS NIÑOS QUE VIVEN CON DOLOR CRONICO

La reacción al stress, aunque sea a corto plazo causa un incremento en la tensión muscular, ello conlleva a un dolor más fuerte independientemente de que sufran de migrañas, dolor abdominal o dolor de cabeza, la tensión muscular conlleva a un aumento del dolor.

El dolor en sí mismo naturalmente contribuye a la reacción estresante, si todo ello se mantiene en el tiempo, hará que el estímulo doloroso sea percibido más fuertemente por el centro del dolor.

Los padres que viven con niños con dolor también están físicamente estresados (exactamente igual que sus hijos), no siendo una sobrerreacción histérica, sino una simple expresión de su amor por sus hijos.

Casi 1 de 4 niños viven con una condición que conlleva dolor. Siendo dolor de cabeza, abdominal y musculo esqueléticos los dolores más comunes. La escuela constituye un gran reto, para los niños pueden significar un estado disruptivo: desde falta de sueño hasta temas de amistades. La escuela se convierte en algo complejo por la mezcla de las altas demandas académicas, demandas emocionales, sociales y cognitivas.

 

Para los padres que conviven con niños con dolor crónico sugerimos:

  1. Pensar en las capacidades de vuestros hijos, así como las demandas del colegio. Algunos niños requieren un retorno más gradual al colegio, empezando por periodos más cortos de unas cuantas horas al día, entonces incrementarlas si el niño tolera estar sentado, ponerse en pie y andar….

2.No sobrecarguen al niño con dolor:” Puede ser tentador al principio del año que uno desee que su hijo que no haya estado involucrado en muchas actividades haga una inmersión inmediata. En lugar de ello es preferible comenzar con pocas actividades, añadiendo a lo largo del año otras si el niño va bien.

3.Si el niño sufre exacerbaciones del dolor en la escuela, seria útil para ellos tener un lugar para ir bien la habitación de estudios, la librería u otra clase donde puedan tomarse un descanso de 10 minutos. Realizar un plan para manejar el dolor. Estas son varias ideas: levantarse y estirarse durante la clase, tomar 10-15 minutos de descanso durante el día en el cole, usar técnicas de distracción (ej.: pintar, escuchar música o pedir a los compañeros un chiste o una historia divertida) hablen con su hijo para planificar sobre el modo de sentirse más a gusto en la escuela. Una vez sus hijos hayan decidido y compartido ideas, hablar con los profesionales del colegio para que sepan que pueden hacer para ayudar.

  1. ¿Para niños que ya funcionan con dolor, la actitud de los padres es importante, deben preguntarle cómo fue el día en el colegio y no como contabilizar del 1 al 10 tu dolor a la hora de la comida?, de ese modo os enfocáis siempre en lo positivo, aquello que fueron los niños capaces de hacer.

Decid a los niños que esperáis que el año escolar vaya bien. Niños y adolescentes pueden actuar como si no les importara lo que los padres dicen o piensan, pero esto no es verdad. Vuestros hijos observan cuidadosamente las pistas para ver si tú crees que pueden o no superar los retos. Tenemos la oportunidad de generar un tono para que nuestros hijos coincidan con nuestro optimismo. Decidle: “vamos a trabajar juntos para ayudarte a tener éxito durante el curso escolar”.

5.Uno desea hacerlo todo para que se sientan a gusto y apoyados aun en la distancia para que puedan superarlo. Ello puede significar buscar ayuda de fisioterapeutas pediátricos, pediatrías o psicólogos. Algunos niños se benefician de un plan de educación individualizada.

La actividad física ayuda a los niños a funcionar mucho mejor. Nadar es una opción para los niños que requieran ejercicio de bajo impacto.

6.Prestar atención a los esfuerzos nuestros hijos realizan en la escuela especialmente si no se sienten bien. ¿Se queda en el colegio en lugar de volver a casa antes de tiempo?

¿Completa los deberes a tiempo? Alabar el trabajo funciona aún mejor si es específico, por ejemplo, “Has hecho un gran trabajo quedándote hasta el final de las clases a pesar de que no te sentías bien” o “trabajaste duro para finalizar tus deberes antes de la cena”: ¡bien hecho! También podemos interpretar situaciones difíciles más favorablemente, por ejemplo, si tu hijo se queja de haber estado en el cole en un pico de dolor, podemos decirles “aprender a estar en el colegio incluso cuando no te sientes bien te ayudara a mantenerte en el buen camino para poder graduarte. Así no tendrás que hacer más tarde todo, no tendrás que ir a clases de repaso y el próximo verano tendrás un montón de tiempo para hacer cosas divertidas”.

Estos son múltiples cosas que sugerimos para ayudar como padres a los niños que tienen dolor crónico. Trabajar junto al grupo de profesionales del colegio ayudara a tener un estupendo inicio del curso escolar.

Si tienes dudas o experiencias de la escuela con tus hijos con dolor crónico háznoslas llegar y dinos si todo va bien y que retos son los que te estas encontrando.

info@dolorinfantil.com

 

 

Referencias

1.McEwen BS1, Kalia M. The role of corticosteroids and stress in chronic pain conditions. Metabolism. 2010 Oct;59 Suppl 1: S9-15

  1. Laura E. Schanberg, Marlene J. Sandstrom, Kathleen Starr, Karen M. Gil, John C. Lefebvre,Francis J. Keefe, Glenn Affleck, and Howard TenneThe Relationship of Daily Mood andStressful Events to Symptoms inJuvenile Rheumatic Disease. Arthritis Care Res. 2000 Feb;13(1):33-41.
  2. Natoshia Raishevich Cunningham, Ph.D.,1,2 Anjana Jagpal, B.A.,1 Susan T. Tran, Ph.D.,3 Susmita Kashikar-Zuck, Ph.D.,1,2 Kenneth R. Goldschneider, M.D.,2,4 Robert C. Coghill, Ph.D.,2,4 and Anne M. Lynch-Jordan, Ph.D.1,2,4 Anxiety Adversely Impacts Response to Cognitive Behavioral Therapy in Children with Chronic Pain. J Pediatr. 2016 Apr; 171: 227–233.Published online 2016 Feb 12. doi: 10.1016/j.jpeds.2016.01.018.

4.htpp/www.anxietycanada.com.

  1. Managing Your Child’s Chronic Pain 1st Edition

by Tonya M. Palermo (Author), Emily F. Law (Contributor).

6.How to stop chronic pain in children Michael Dobe, Boris Zernikow.2nd edition.2019

7.Chronic pain and illness workbook for teens. Rachel Zoffness 1st edition 2019.



Comparte esta información
Documentación relacionada
Profesionales
Divulgación | 17/11/2019
Profesionales
Educación | 16/11/2019
Padres
Casos Clínicos | 16/11/2019



DOLOR INFANTIL